El reciclaje una nueva forma de vida

Desde hace unos cuantos años nos dimos cuenta que el reciclaje debía tener cabida en nuestras vidas, el cambio climático y la destrucción del mundo por parte del ser humano hacen que cada día haya quienes toman algo más de conciencia y quieren hacer algo por remediarlo. Al parecer cualquier tipo de envase de plástico o de cristal no se descompone enseguida ni mucho menos desaparece por lo que puede andar deambulando durante años y años y no encontrar la manera de deshacerse de ellos. Por eso es que llegaron los contenedores que podemos encontrar en muchas ciudades y en muchos hogares españoles, de colores para saber distinguirlos de manera fácil, uno amarillo para el plástico, el azul para el cartón y el verde para el vidrio de esa manera nadie nos podemos confundir y reciclar de manera responsable. Pero por suerte para muchos el reciclaje no solo ha llegado para las personas en sus casas o fuera de ellas sino para cualquier desguace de coches, ha sido una manera de darle auge a un sector que estaba muerto y hacer algo bonito y positivo en pro de ayudar a quien de verdad lo necesita.

Como todos sabemos hace unos años los desguaces dejaron de llamarse como tal, dese hace unos años podemos encontrarnos con centros autorizados que se encargan de los vehículos cuando ha finalizado su vida útil, pero no es que se deshacen de ellos y ya está, sino que van mucho más allá. Sitios como www.otoniel.es se dedica precisamente a eso, a recoger coches y darles de baja en sus instalaciones, hay veces en las que algún cliente puede incluso ganar dinero por pasar un coche que a él ya no le sirve para nada, y es aquí donde el desguaces sigue los trámites y pasos para un reciclaje responsable tal y como lo marca la ley vigente en nuestro país. De momento sabe que debe contar con verdaderos profesionales, gente que se dedique a quitar las piezas y a revisarlas de manera minuciosa, de manera que se puedan poner a la venta sin problema, son muchos los recambios y piezas de los que nos podemos hacer eco, y darnos cuenta que se han convertido en la mejor posibilidad para muchas personas que carecen de recursos para poder hacer frente a una simple avería, es así como por lo menos se pueden hallar tranquilos.

Cuando el trabajo es duro se necesita de la ayuda de los mejores profesionales

Ya estamos en agosto y temiendo estoy de que llegue septiembre, no precisamente por la vuelta al cole, o por las fiestas que se puedan reflejar ese mes, sino por la que me espera en cuanto al trabajo. Como no es que disponemos de uno estable como mucha gente pueda tener nos dedicamos en su mayoría al campo, mi marido y yo un mes podemos estar aquí o en la Conchinchina siempre que hay una cosecha para recoger, el mes que viene es la vendimia como muchos sabréis, un trabajo muy duro del que la mayoría rehúye pero que al final no es como antes, las cosas han cambiado mucho me refiero a que te dan de alta y por lo menos pagan un precio razonable. Es fácil que nos podamos traer entre los dos un sueldo para sobrevivir muy razonable, que nos ayude un par de meses, así desde luego merece mucho la pena.

El problema viene que es un trabajo muy duro, el que haya vendimiado alguna vez sabe perfectamente de que le hablo, de ir todo el rato semi agachado, con las manos en la mayoría de sus veces cortadas, y ensangrentadas y con un dolor de pies que no deseas ni a tu peor enemigo. Bueno de los dolores lumbares mejor ni hablamos esos que no te permiten enderezarte cuando te levantas por las mañanas, y los que hace que vayas todo el día chepado sin mucha posibilidad a ponerte derecha. En su día en el que no pude aguantar más de los dolores que tenía fue cuando tuve que echar mano de fisiosalud un sitio en el que cuentan con los mejores profesionales donde consiguieron que mi cuerpo fuera otro, con masajes que hacían que no me encontrara tan mal y que pudiera trabajar cada día de la mejor manera. Desde entonces desde luego no hay día que no tenga mi cita reservada, antes siempre me acostaba más llegar a casa y ducharme y ahora puedo incluso hacer alguna tarea en el hogar y hasta salir a tomar una cerveza, algo que parecía desde luego impensable. A sí que si te encuentras en la misma situación no lo pienses dos veces y ponte enseguida en las manos de los mejores profesionales te aseguro que tu cuerpo enseguida de lo agradecerá y te sentirás mucho mejor.

Los refranes transmiten un valioso mensaje

Los refranes son frases muy sencillas, incluso pasan desapercibidos, los nombramos sin hacer mucho alarde de lo que estamos citando. Pero si nos detenemos a analizar su contenido podremos caer en cuenta del valioso y afortunado mensaje que transmiten.

Humildemente los refranes se prestan para que cualquiera los use, ni siquiera hay que hacer mención del autor, entre otras cosas, porque la mayoría no se les atribuyen a alguien en particular, nacieron de individuos que no eran de renombre, simplemente, gustaban y se empezaban a repetir hasta que se hacían populares.

Sus orígenes humildes no han sido impedimento para que se empleen en documentos relevantes, tales como informes, discursos, tesis de formación de estudios superiores, expositores de negocios, etc. Son aceptados por receptores de cualquier nivel, y quien se percata de su valor, más bien agradece el aporte que generan en el contexto que se utilizan.

Por lo tanto, la próxima vez que escuches alguno, toma conciencia sobre su significado y saca el mayor provecho de ellos. Si conoces unos cuantos, compártelos. Pero también puedes ampliar el repertorio entrando a la web www.refranesysusignificado.com en donde están recabados un gran número de estos ejemplares y además se acompañan de una breve pero oportuna explicación.

Refranes con sus significados

Para ejemplificar lo acá expuesto, veamos algunos de estos proverbios que encierran un valioso mensaje, sacados, por cierto, de la web antes mencionada:

  • “Llorar a puerta cerrada, porque el vecino no entienda nada”: lo que nos ocurre, especialmente nuestros problemas no tienen que ser divulgados. El que no tenga nada que ver, no tiene porqué enterarse y entre menos personas sepan mejor. Hay que ser lo más reservados posibles con nuestras vidas.
  • “Gota a gota el mar se agota”: a veces creemos que si ocurre algo insignificante no pasa mayor cosa, pero si no es una, sino muchas cosas problemáticas, terminan por ocasionar un gran inconveniente, por ende, no hay que abusar.
  • “Tanto nadar para morir en la orilla”: este refrán está dedicado a las personas que empiezan un proyecto muy animosas, le aplican un gran esfuerzo, sin embargo, llega un momento en el cual se desaniman y abandonan el trabajo, y posiblemente faltaba poco para llegar a la meta. En fin, el consejo es ser perseverante y no desmayar, mucho menos cuando ya se ha aportado mucho.

Si te gustaron, entra al sitio señalado e investiga los que gusten.